El Carnaval en Tlaxcala

cuchillos

La Fiesta de la Carne

O mejor conocida como Carnaval, es el tiempo que antiguamente se destinaba a las diversiones desde el Día de Reyes hasta el miércoles de ceniza. Es por ello que siguiendo la tradición, la mayoría de estas festividades se realizan a principios de año en todo el país.

Se dice que uno de los orígenes del actual Carnaval en Tlaxcala, se debe a que durante los siglos XVII y XVIII, al multiplicarse en el estado las haciendas agrícolas, sus dueños (de origen español y que añoraban su vida de lujos europeos), realizaban constantemente grandes fiestas a las que no tenían acceso los peones o indios de la hacienda. Estos como respuesta, realizaban fiestas en las que imitan a sus patrones, satirizando su música, forma de vestir, de hablar, así como su vida burguesa con todo y su refinamiento afrancesado.

Cinco días en los que la riqueza musical, el canto, vestuario y las danzas populares, con el más estricto apego a las costumbres y tradiciones del pueblo, se manifiestan dando rienda suelta a la alegría, con la característica impuesta en cada región del estado.

 El Carnaval en Tlaxcala

Carnaval en Tlaxcala

Pero no todo es diversión y bailes solamente. Este festejo también sirve para fortalecer las relaciones sociales y costumbres de la comunidad, ya que para su realización se requiere del trabajo voluntario de hombres, mujeres, niños; algunos participando en la organización, otros solicitando la cooperación de casa en casa para pagar la música, unos más dirigiendo los ensayos, las mujeres bordando los trajes y los encargados de ofrecer las comidas o desayunos a los danzantes, preparando mole y tamales de anís, fríjol, salsa verde, mole o rajas.

De Huehues y Camadas

huehue El Carnaval en Tlaxcala

Las danzas del carnaval que se realizan en el estado de Tlaxcala, son de coreografía diferente a otras del país, principalmente las denominadas cuadrillas. Estas son realizadas por los llamados “huehues”, que es el nombre que generalmente se le da al danzante del Carnaval, denominando “camada” a un grupo de ellos.

En Tlaxcala, cada población parece haber escogido una danza característica para estos días que preceden a la cuaresma:

  • La Danza de los Cuchillos.- Toluca de Guadalupe y San Nicolás Terrenate.
  • La Danza de las Cintas.- San Juan Totolac y los danzantes de Santa María Tocatlán.
  • Las Cuadrillas.- San Dionisio Yauhquemecan, Ocotoxco, Santa Ursula Zimatepec, Santa Ana Huiloac, Santa María Atlihuetzía y San Esteban Tizatlán.
  • Los Charros.- San Francisco Papalotla, San Cosme Mazatecochco, San Francisco Tepeyanco y Santa María Acuitlapilco.
  • Los Chivarrudos.- San Inés Zacatelco y San Luis Teolocholco.
  • Los Catrines.- Santa Cruz Tlaxcala, San Bernardino y San Miguel Contla, San Nicolás Panotla y Amaxac de Guerrero.
  • Las Cuadrillas de Tocatlán.- Santa María Tocatlán.

Dentro de las danzas e indumentarias más representativas del carnaval de Estado, encontramos en los poblados como Atlihuetzía, Tizatlán, Tetlanohcan y Yauhquehmecan. En la época prehispánica, Atlihuetzia, fue una población muy importante y Tizatlán fue uno de los cuatro Señoríos principales de la antigua República de Tlaxcallan y, por ende, fueron unos de los primeros asentamientos de los militares españoles en el siglo XVI.

Es por ello que la indumentaria masculina del carnaval de esta zona es, la del tipo más antiguo en el Estado. Su diseño se basa en la ropa utilizada por la aristocracia colonial de los siglos XVI y XVII; pero a partir de la segunda mitad del siglo XX se incluyó el uso de exuberantes penachos de plumas de distintos tipos de aves, a manera de tocados prehispánicos. Por otra parte, la vestimenta femenina se elabora de manera más libre pero siguiendo la pauta estética del traje del hombre.

En las comunidades de Acuitlapilco, Ayometla, Mazatecochco, Papalotla, Tepeyanco, Tenancingo y el sur del estado, se ejecutan varias danzas. Una de ellas se conoce como “El cuadro”, en la cual hombres y mujeres (conocidos como Vasarios y Doncellas) bailan cuatro sones y uno de ellos entona el canto de “La Muñeca”.

Por otro lado, la población de Tepeyanco destaca por ser la población con mayor número de danzas. Pues tiene al rededor de 17 danzas diferentes, la mayoría de ellas solamente son practicadas por los danzantes de esta comunidad. En estas danzas toman parte varios tipos de bailarines: las parejas de hombres y mujeres, conocidos como Vasarios y Doncellas (en el caso de Papalotla); Huehues y Muchachas (en el caso de Tepeyanco) y los hombres que bailan alrededor de éstos son denominados Charros.

De estos últimos existen dos variedades: la del tipo Papalotla, el más común de la región; y la del tipo Tepeyanco, exclusivos de esa población. En algunos casos también participan hombres, disfrazados de mujeres, representando a un personaje llamado “La Nana”.

Mención aparte merece otra danza de esta región sureña tlaxcalteca: la danza de “La Culebra”. En su ejecución, los Charros y otros danzantes bailan y llevan a cabo un combate armados con látigos gruesos y largos, conocidos como “cuartas”, hechos con fibra de maguey. Esta danza se practica en varias comunidades, como Papalotla, Tenancingo, Mazatecochco.

En algunas zonas de Tepeyanco y Acuitlapilco, la nombran “El Palomo”. Hay muchas leyendas sobre el origen de este baile. Una de ellas dice que proviene de un ritual prehispánico en honor a Tlaloc, antiguo dios de la lluvia. En consecuencia, el látigo representa a la culebra, símbolo del rayo y del trueno, atributos de dicha deidad. Los danzantes llevan en su mano el látigo, o culebra, al igual que lo hace Tlaloc en sus representaciones precolombinas; así como se observa en un mural de la zona arqueológica de Cacaxtla.

GD Star Rating
loading...
El Carnaval en Tlaxcala , 4.0 out of 5 based on 2 ratings

Busquedas en esta página:

Tags: , , , , , , , , , ,